El origen del ojo de Dios

En una cultura que conjuga la cosmogonía del universo, de la mano con elementos sagrados y creencias politeístas, nace el ojo de Dios, símbolo representativo de la cultura wixárika que lleva consigo un significado más allá de la mezcla de colores.

El Ojo de Dios, o Tzicuri como también se le conoce, es un símbolo de poder y protección, el cual, sirve para ver y entender lo desconocido. Sin embargo, sus raíces esconden un significado más profundo.

Según la leyenda, uno de los dioses que formo al mundo, vio a través de un Ojo de Dios todo lo que estaba dentro de la tierra y por encima de ella.

Por otra parte, el porqué de su forma se debe a que éste representa los cinco puntos cardinales, los rumbos de la cosmogonía wixárika.

En cuestión ceremonial, este amuleto es utilizado como una ofrenda para pedir a los dioses por el sano crecimiento de los más pequeños de su pueblo. Según la tradición, los padres son los que elaboran el Ojo de Dios que sus hijos llevarán a la fiesta del tambor, en la cual los niños son presentados ante los dioses e iniciados en la vida ceremonial de su pueblo.

La variedad de colores utilizados en sus tejidos, se asocian a ciertas creencias, por el ejemplo, el negro significa vida mientras que el blanco se asocia con las nubes y el azul con el color de la lluvia y el agua.

Así pues, esta pieza sagrada representa para la cultura wixárika más de lo que se puede ver a simple vista.

Encuentra éste y otros amuletos ligados a la cosmogonía del universo en nuestra tienda en línea, y conéctate con las raíces del arte wixárika.

 

Referencias:
Valdés C. (2014). El Ojo De Dios Huichol, Un Amuleto De Protección y Cosmovisión. Recuperado el 11 de junio de 2019 de https://elquesiembracosecha.wordpress.com/2014/05/15/el-ojo-de-dios-huichol-un-amuleto-de-proteccion-y-cosmovision/