Su carrito actualmente está vacío.

En la comunidad Wixárika, las madres tejen el si'kuli (Ojo de Dios) como símbolo de protección para sus hijos.
Está compuesto por cuatro esquinas que representan los puntos cardinales, y un centro que simboliza la capacidad de ver más allá de lo evidente. Cuando el niño cumple cinco años, su camino espiritual inicia cuando sus padres dejan el si'kuli como ofrenda en un lugar sagrado.
Queremos que esta pieza sea un mensaje de agradecimiento a todas las madres, por su amorosa guía y protección, su tiempo y entrega, su comprensión y su sabiduría para encaminarnos al mundo y dejarnos libres para emprender el vuelo.
Este día simboliza ese regreso a casa, al vientre, como un profundo homenaje a tan bella ofrenda.
translation missing: es.general.search.loading
Product added to favorites.