Su carrito actualmente está vacío.

Día del Beso 2022: La historia detrás de los besos más icónicos

April 2022 | Ana Sofía Mendoza Díaz

Con un beso se puede decir todo aquello para lo que no bastan las palabras. Es una de las expresiones de afecto más importantes que existen, y por eso cada 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso.

Cada persona guarda el recuerdo de al menos un beso que marcó un antes y un después en su vida, e incluso hay algunos que trascienden la historia porque están llenos de significado. Aquí una lista de esos besos que seguramente seguirán presentes en la memoria colectiva por generaciones.

El beso más largo de la historia

El 13 de abril del 2013, Ekkachai y Laksana Tiranarat unieron sus labios y no fue sino poco más de 58 horas después que los separaron. Con ello no solo ganaron el maratón que se celebra cada año en Tailandia, sino que rompieron un Récord Guinness por el beso más largo registrado en la historia. Desde entonces cada año se conmemora el Día Internacional del Beso en esa misma fecha.

El beso de Times Square 

Era el 15 de agosto de 1945. Una multitud festejaba incansablemente en Times Square, Nueva York. Greta Zimmer Friedman, quien trabajaba como asistente de un dentista en esa zona, salió de la oficina para averiguar la causa del escándalo. La Segunda Guerra Mundial había terminado. Tan pronto como se unió a la celebración, un marinero la tomó por la cintura y la sorprendió con un apasionado beso. 

El momento fue capturado por el fotógrafo Alfred Eisenstaedt, convirtiéndose en una de las postales más icónicas de todos los tiempos. 

“Solo era alguien celebrando. No fue un evento romántico. Fue un evento de ‘gracias a Dios la guerra terminó’”, explicó Greta en una entrevista que se le hizo sesenta años después de la famosa fotografía. Por su parte, George Mendonsa (el marinero) dijo que el beso fue un acto espontáneo de gratitud hacia todas las enfermeras que apoyaron a sus compañeros en altamar. Sin duda hay emociones desbordantes que solo pueden traducirse en besos. 

El primer beso en el cine

Hay besos que, después de verlos en la pantalla grande, quedan grabados para siempre en la memoria del público, haciéndonos soñar con experimentar momentos así en la vida real. Desde el dulce beso que el príncipe azul dio a Blancanieves en la primera película de princesas Disney, hasta el apasionado beso entre Jack y Rose en Titanic, nos erizaron la piel y nos mantuvieron al filo de la butaca. Pero, ¿cuál fue el primer beso que fue proyectado en una pantalla de cine? 

El “kiko” en cuestión duró apenas dos segundos, pero causó tal revuelo que todas las salas de proyección se atiborraron de gente deseosa de ver esta escena romántica como nunca antes lo habían hecho: en la gran pantalla. 

Se trató del cortometraje de 23 segundos titulado The Kiss, filmado en 1896 por el inventor Thomas Alba Edison, y protagonizado por los actores de teatro May Irwin y John Rice. En aquella época los besos en público estaban prácticamente prohibidos, pero esta arriesgada película dejó claro que a todos les gusta ser testigos del romance entre dos personajes entrañables.

El beso más controversial de la cultura pop

Madonna se coronó en los 80 y 90 como la reina indiscutible del pop. Pero en los 2000 tuvo que compartir su trono con una nueva estrella: Britney Spears, quien había crecido escuchando su música. 

Cuando las dos fueron invitadas junto con Christina Aguilera a los Video Music Awards de MTV en 2003, se aliaron para crear uno de los momentos más icónicos de la cultura pop. 

Christina y Britney salieron al escenario vestidas de blanco y con velo, homenajeando la presentación de Madonna en los VMAs de 1984, cuando apareció vestida de novia con su debut Like a Virgin. Después, la reina del pop se les unió, esta vez vestida de novio, para interpretar Hollywood. Justo en el clímax de la canción, Madonna se inclinó hacia Britney Spears y la besó ante la mirada atónita del público.

Ese instante acaparó la portada de cientos de periódicos y revistas en todo el mundo, dando mucho de qué hablar. Cabe mencionar que justo después de besar a Britney, Madonna hizo lo mismo con Christina, pero no recibió la misma atención porque la cámara se enfocó en la reacción visiblemente perturbada de Justin Timberlake, la entonces pareja de Spears. 

A la fecha sigue siendo una de las presentaciones en vivo más recordadas del último siglo. 

El beso más famoso de la historia del arte

A lo largo de nuestras vidas nos hemos topado con miles de fotografías, pinturas y hasta esculturas retratando besos de todas las maneras imaginables, pero pocas imágenes están tan arraigadas en la mente colectiva como El Beso, la obra más reconocida del austriaco Gustav Klimt. 

Se trata de una pintura de 1.80 x 1.80 metros, realizada en 1908, que muestra a una pareja fundida en un abrazo íntimo donde el hombre se inclina para dar un tierno beso a la mujer. La obra está hecha al óleo con lámina de oro y se cree que es un autorretrato del artista y su entonces pareja, la diseñadora de moda Emilie Floge. 

A pesar de la dulzura que evoca la escena, despertó indignación entre la población y la Iglesia, pues hasta ese momento la lámina de oro solo se utilizaba en imágenes religiosas. Sin embargo esto no fue impedimento para que la pintura fuera comprada por el Museo Belvedere, donde ahora se exhibe como un tesoro nacional de Austria por su exquisita técnica y su estilo único.

El beso como símbolo

En Morena Corazón dedicamos una parte importante de nuestra colección Pop al beso, porque no importa si se trata de un beso tierno, apasionado, sorpresivo, etcétera, seguro que siempre despertará emociones fuertes y por ello no nos cansamos de verlos en el arte, en el cine, en fotografías, en la calle y, por qué no, en unx mismx como símbolo del amor y la pasión que llevamos dentro. 

Para celebrar este día, tenemos un descuento del 15% en piezas seleccionadas a partir de hoy hasta el 17 de abril. ¡Únete al festejo! Revisa la colección Pop aquí.

Etiquetas :
Día del beso
translation missing: es.general.search.loading
Product added to favorites.